El autor confeso de la matanza de Noruega dice que tiene “otras dos células”

El sospechoso de los ataques que dejaron 93 muertos el viernes en Noruega permanecerá ocho semanas en prisión preventiva, de las cuales cuatro en aislamiento total, después de haber reconocido los hechos pero sin declararse culpable, informó el lunes el tribunal de Oslo.

Al término de las primeras ocho semanas la prisión preventiva podría ser renovada, anunció a la prensa la juez Kim Heger.

Durante la audiencia, el sospechoso, Anders Behring Breivik, de 32 años, afirmó haber querido con estos ataques defender a su país y a Europa contra el islam y el marxismo, declaró Heger.

Según la juez, Behring Breivik afirmó asimismo que el objetivo de los ataques no era causar el mayor número posible de víctimas.

El sospechoso, al que no se autorizó a comparecer en uniforme en la sala, aludió a la existencia de “otras dos células” en su organización, precisó un actuario del tribunal, Geir Engebretsen, en una rueda de prensa tras la intervención de la juez.

La audiencia, que duró unos 40 minutos, tuvo lugar a puerta cerrada por deseo de la policía.

“Existen informaciones concretas que indican que una audiencia pública, en presencia del sospechoso, puede provocar una situación extraordinaria y extremadamente delicada para la investigación y la seguridad”, había explicado previamente la juez Heger para justificar esta decisión.

Afp

http://www.lapatilla.com

Los comentarios están cerrados.