EEUU presenta estrategia contra crimen organizado

Los principales responsables de la seguridad en Estados Unidos presentaron hoy en Washington la nueva Estrategia para Combatir el Crimen Organizado Transnacional, que prevé la adopción de medidas más duras contra estas organizaciones tanto de forma unilateral como coordinada con otros países afectados.

“El crimen transnacional amenaza la economía mundial, puede dañar y destruir sistemas financieros”, advirtió el asesor del presidente Barack Obama en antiterrorismo, John Brennan, al presentar la primera estrategia que elabora el gobierno estadounidense en 15 años, junto con el fiscal general, Eric Holder, la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, y el zar antidrogas, Gil Kerlikowske, entre otros.

El principio unificador de la Estrategia, que corresponde a un mandato de Obama de buscar nuevas formas de luchar contra este flagelo, es “construir, equilibrar e integrar las herramientas para combatir el crimen organizado transnacional y las amenazas relacionadas a la seguridad nacional”, a la par que “urgir a los aliados extranjeros a hacer lo mismo”.

“El presidente Obama está dispuesto a usar todas las herramientas a su disposición”, subrayó Brennan.

Para ello, la Estrategia introduce 56 “acciones prioritarias” y cinco nuevas “herramientas” para combatir a estas organizaciones.

Entre ellas, figura un paquete legislativo y una orden ejecutiva de Obama que declara “emergencia nacional” frente a la “inusual y extraordinaria amenaza” que suponen estas organizaciones.

Asimismo, la Casa Blanca publicó hoy una proclamación presidencial que suspende la entrada en el país de ciudadanos contra los que existan prohibiciones de viaje del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Las organizaciones criminales transnacionales “ya no son sólo una cuestión de aplicar la ley, requieren la atención y ayuda de un amplio espectro de socios”, subrayó el fiscal general Holder al presentar la iniciativa.

En este sentido, la secretaria de Seguridad Nacional Napolitano valoró la estrategia como una “hoja de ruta” que “presenta un importante camino a continuar” la lucha contra estas organizaciones y lograr “avances adicionales en el futuro”.

El informe destaca la preocupante tendencia de grupos terroristas que “se están acercando a las organizaciones criminales transnacionales para lograr fondos y apoyo logístico para perpetrar sus actos violentos”.

Al respecto, recuerda que según el Departamento de Justicia, 29 de las 63 organizaciones incluidas en su lista de principales grupos que amenazan la seguridad nacional estadounidense “estaban asociadas con grupos terroristas”.

Entre ellas, señala la involucración en el narcotráfico de los talibán en Afganistán o las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el país sudamericano como elemento “crítico” para “financiar su actividad terrorista”.

A nivel regional de América Latina, en el informe presentado este lunes, se destaca asimismo la lucha contra organizaciones criminales que llevan a cabo México, Colombia y Centroamérica, región a la que califica como un “área clave de amenazas convergentes” que se ha convertido en un “refugio para las finanzas ilícitas y el tráfico de drogas, armas y humano”.

De México, el informe subraya una vez más la “histórica campaña” del gobierno de Felipe Calderón contra los cárteles de droga y otras organizaciones criminales transnacionales, si bien señala que los grupos narcotraficantes están “expandiendo” sus actividades hacia el tráfico humano, la extorsión y el secuestro.

“Las organizaciones criminales transnacionales en México hacen la frontera de Estados Unidos más vulnerable porque crea y mantiene pasillos ilícitos para traspasos de frontera que pueden ser empleados por otros actores criminales secundarios u organizaciones terroristas”, advierte.

También Colombia es alabada por su lucha contra las organizaciones criminales y recuerda que se ha convertido en un “exportador de capacidades en agencias del orden y justicia”, si bien subraya el surgimiento de nuevos grupos criminales como las “Bacrims”.

En el mapa de organizaciones criminales transnacionales, Venezuela figura como un país que genera un “ambiente permisivo para las organizaciones terroristas y narcotraficantes”, así como un “gran punto de salida” para el tráfico de cocaína desde Sudamérica a Estados Unidos, Europa y África Occidental.

“La corrupción y una falta de independencia judicial impiden una persecución judicial efectiva”, subraya el informe, según el cual resulta “poco claro hasta qué punto” el gobierno de Hugo Chávez “proporciona apoyo a las organizaciones terroristas extranjeras”.

Bolivia también aparece en este “mapa” como un país al que un “creciente número de narcotraficantes colombianos, mexcianos y de Europa del Este se han trasladado y establecido relaciones con organizaciones de droga” de ese país.

DPA

http://www.ultimasnoticias.com.ve

Los comentarios están cerrados.