Aliados amenazan a Rousseff por caso de despidos

Brasilia.-  El Partido de la República (PR) de Brasil, aliado del gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, amenazó con acompañar a la oposición en un posible llamado a sala del nuevo ministro de Transportes, Paulo Sergio Passos, quien asumió el cargo en medio a una ola de despidos por denuncias de corrupción.

Según informa hoy la versión electrónica del diario “Folha de Sao Paulo”, el PR contactó a funcionarios del gobierno y miembros del Partido de los Trabajadores (PT, de gobierno), para expresar su insatisfacción por la caída “a cuenta gotas” de altos funcionarios de esa cartera, a empezar por el ex ministro Alfredo Nascimento, informó DPA.

“Están jugando con fuego”, advirtieron portavoces del PR, partido al que pertenencen la enorme mayoría de los hasta ahora 15 destituidos o alejados temporalmente de sus cargos a raíz de graves denuncias, citados por el rotativo.

En medio a la tensión entre el gobierno y el partido aliado, sus líderes avisaron que apoyarían la eventual convocatoria al Congreso de Passos, quien pese a pertenecer a esa agrupación no era la persona que la dirigencia del PR quería al frente de la cartera.

“Nadie puede ser blindado en este momento. Si los parlamentarios quieren escuchar a alguien, el PR se adherirá a sus filas”, anunció el líder del PR en la Cámara de Diputados, Lincoln Portela.

Portela se quejó, incluso, de que aún los despidos de funcionarios que no habían sido indicados por la agrupación “cayeron sobre las espaldas del partido”.

También consideró que el ritmo de despidos, que fueron realizados a los largo de casi dos semanas, es “una sangría” con la cual el gobierno estaba perjudicando al PR.

En ese sentido, otro integrante del PR, Luciano Castro, evaluó que la forma de destituir que esa forma sugiere “que el gobierno quiere crear hechos políticos diarios a costa del PR”.

“Si hay más personas que serán despedidas, ¿por qué no se hace eso de una sola vez? Da la sensación de que cada día se quiere generar un hecho político. Parece ser una forma de exponer a nuestro partido y dejar una situación desconfortable con el gobierno”, dijo Castro.

Por último, respecto a una reunión interna del PT prevista para agosto, Portela advirtió: “Tenemos que decidir si vamos a sentarnos con el gobierno, si no nos vamos a sentar más con el gobierno. Quien está desarticulado hoy puede estar articulado mañana”, expresó.

http://www.eluniversal.com

Los comentarios están cerrados.