(Panamá) Inversión pública y la deuda del desarrollo

PANAMÁ. La posibilidad de que Panamá se convierta en el Singapur de Latinoamérica parece cada vez más difícil.

Entre las claves del notable desarrollo de Singapur se encuentran la tremenda calidad de la educación de su población y la transparencia de las acciones de sus instituciones públicas, señaló Raúl Moreira, presidente del Colegio de Economistas de Panamá.

‘Tanto en uno como en otro sentido, Panamá tiene mucho que andar para llegar al nivel de un Singapur’, expresó.

Para el también economista David Saied, la inversión pública no está enfocada a los verdaderos problemas del país.

‘Tenemos enormes problemas en educación, pero se prefiere la construcción de cintas costeras. Con el dinero de la tercera fase de esta vía se podrían construir 700 escuelas’, comentó.

Agregó que ‘tenemos un serio problema de seguridad, pero la inversión en obras públicas es cinco veces más alta que en seguridad’.

Con respecto al sistema judicial, advirtió que es el peor de la región, no obstante las inversiones en obras públicas son 50 veces más grandes que en justicia.

‘Es hora de detener los proyectos faraónicos y empezar a invertir en todo lo anterior’, enfatizó el economista.

Por su parte, Horacio Estribí, ex subdirector de Políticas Públicas del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), dijo que el gran éxito de Singapur es el combate a la corrupción y el respeto a las leyes, lo más importante es la institucionalidad.

El actual gobierno está haciendo bastante en materia de desarrollo de infraestructura; sin embargo está destruyendo la infraestructura institucional que es fundamental. ‘Esta es una piedra angular para lograr un desarrollo sostenible, si no el día de mañana tendremos una gran ciudad bonita, pero con una anarquía en materia de gobernanza’, apuntó.

Mientras ‘no logremos combatir la corrupción, si no obtenemos un sistema de verdadera independencia de los Órganos del Estado, difícilmente podremos aspirar a ser un Singapur’, sentenció Estribí.

EDUCACIÓN

Con respecto a la educación, el presidente de los economistas mencionó que la reforma del sistema educativo no por urgente puede ser impuesta.

Para que cumpla realmente su objetivo, esta reforma debe ser consultada ampliamente, para que una vez inicie su implementación cada sector de la sociedad comprenda qué papel le corresponde y al final de la formación educativa los panameños puedan insertarse en el esquema productivo del país.

MICHELLE DOMÍNGUEZ

http://www.laestrella.com.pa

 PANAMÁ. La posibilidad de que Panamá se convierta en el Singapur de Latinoamérica parece cada vez más difícil. 

Entre las claves del notable desarrollo de Singapur se encuentran la tremenda calidad de la educación de su población y la transparencia de las acciones de sus instituciones públicas, señaló Raúl Moreira, presidente del Colegio de Economistas de Panamá. 

‘Tanto en uno como en otro sentido, Panamá tiene mucho que andar para llegar al nivel de un Singapur’, expresó. 

Para el también economista David Saied, la inversión pública no está enfocada a los verdaderos problemas del país. 

‘Tenemos enormes problemas en educación, pero se prefiere la construcción de cintas costeras. Con el dinero de la tercera fase de esta vía se podrían construir 700 escuelas’, comentó. 

Agregó que ‘tenemos un serio problema de seguridad, pero la inversión en obras públicas es cinco veces más alta que en seguridad’. 

Con respecto al sistema judicial, advirtió que es el peor de la región, no obstante las inversiones en obras públicas son 50 veces más grandes que en justicia. 

‘Es hora de detener los proyectos faraónicos y empezar a invertir en todo lo anterior’, enfatizó el economista. 

Por su parte, Horacio Estribí, ex subdirector de Políticas Públicas del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), dijo que el gran éxito de Singapur es el combate a la corrupción y el respeto a las leyes, lo más importante es la institucionalidad. 

El actual gobierno está haciendo bastante en materia de desarrollo de infraestructura; sin embargo está destruyendo la infraestructura institucional que es fundamental. ‘Esta es una piedra angular para lograr un desarrollo sostenible, si no el día de mañana tendremos una gran ciudad bonita, pero con una anarquía en materia de gobernanza’, apuntó. 

Mientras ‘no logremos combatir la corrupción, si no obtenemos un sistema de verdadera independencia de los Órganos del Estado, difícilmente podremos aspirar a ser un Singapur’, sentenció Estribí. 

EDUCACIÓN 

Con respecto a la educación, el presidente de los economistas mencionó que la reforma del sistema educativo no por urgente puede ser impuesta. 

Para que cumpla realmente su objetivo, esta reforma debe ser consultada ampliamente, para que una vez inicie su implementación cada sector de la sociedad comprenda qué papel le corresponde y al final de la formación educativa los panameños puedan insertarse en el esquema productivo del país.

Los comentarios están cerrados.