(Banesco Panamá) Las cosas han salido mejor de lo esperado

Banesco Panamá no es tan benjamín como muchos piensan: el año pasado alcanzó su mayoría de edad.

Lo que sucede es que inició operaciones en 1992, bajo licencia bancaria internacional, y fue en febrero de 2007 que la Superintendencia de Bancos de Panamá le concedió la licencia general, que le permite ofrecer toda la gama de servicios en esta plaza.

Ese año partió con activos cercanos a 600 millones de dólares y hoy supero los mil 900 millones (mas de 300% de crecimiento en 3 años).

Cuando era un banco de licencia internacional solo tenía 15 colaboradores, ahora tienes cerca de 700 funcionarios para manejar 19 sucursales y una compañía de seguros (Banesco Seguros).

Jorge Salas, quien a finales de 2008 toma las riendas del banco, está satisfecho con lo alcanzado a la fecha: “las cosas han salido aun mejor de lo planeado y esperamos seguir creciendo”, resalta a la vez que recuerda de la llegada a República Dominicana.

El año pasado Banesco Panamá cerró con 34.2 millones de dólares en utilidad neta, duplicando los 15.5 del año anterior.

La cartera de créditos aumentó más de 260 millones de dólares, 400 millones de dólares o 90% más que el 2009.

La meta de Salas es ubicarse entre los 10 primeros de la plaza y este año marcha a buen ritmo para poco poco lograr su objetivo.

“El año promete tan bueno como 2010”, dijo, al tiempo que adelantó que al cierre del primer semestre las utilidades superan los 20 millones de dólares.

“Esperamos un muy buen segundo semestre. El nivel de activos debería cerrar por encima de los 2,100 millones de dólares”, informó.

La cartera de crédito local, espera seguir creciendo con un adecuado balance entre consumo y corporativos (45% consumo y 55% corporativo) apoyando el extraordinario desempeño de la economía nacional.

 

EDITH CASTILLO DUARTE

http://www.prensa.com/

Los comentarios están cerrados.