El operativo criminal que acabó con Facundo Cabral fue ordenado por sicarios desde Nicaragua

Guatemala, julio 13 – El Ministerio Público (MP) reveló ayer que el ataque contra el empresario Henry Fariñas, en el que resultó muerto el cantante argentino Facundo Cabral, habría sido ordenado desde Nicaragua, por narcotraficantes.

Según las autoridades, aún le siguen la pista al supuesto autor intelectual, pero se conoce que el móvil se deriva de un problema de drogas.

Uno de los investigadores explicó que las pesquisas apuntan a que Fariñas se habría robado el dinero de la venta de un cargamento de droga en ese país, y su socio lo mandó a asesinar.

Se conoce que ese centroamericano, de nombre Alejandro, contactó a Elgin Vargas Hernández para que cometiera el crimen, pero este contrató a Wilfred Allan Stokes.

Fariñas es un empresario que posee una franquicia del club nocturno Élite, que tiene sedes en Panamá, Guatemala y Nicaragua, entre otros países.

Testigo protegido

El MP cuenta con un testigo protegido que es parte de la mencionada organización criminal y que, además, presenció el ataque.

El testigo se entregó al MP el lunes recién pasado, y relató cómo se planificó el crimen.

Esos hechos fueron conocidos ayer en el Juzgado Quinto Penal, mediante una grabación, con la presencia de Vargas Hernández.

El testigo relató que Fariñas y Alejandro tuvieron una discusión por problemas de narcotráfico, y por ello este ordenó la muerte del primero.

El ataque contra Fariñas se decidió en mayo último, y desde el 8 de julio se montó vigilancia para darle seguimiento, expuso el testigo.

Después de haber cometido el hecho, Vargas llevó a los sicarios a su residencia, y luego trasladó a cada uno a su respectiva vivienda.

El testigo explicó que hubo problemas para trasladar a los integrantes de la organización, porque los vehículos tenían impactos de bala, entre ellos, dos camionetas agrícolas que utilizaron en el ataque armado.

“Nos bañamos, y después empezamos a escuchar las noticias, y nos enteramos de que el muerto era Facundo Cabral”, relató.

El testigo afirmó ser admirador del cantautor argentino, y eso lo motivó a entregarse al MP, para contar cómo ocurrieron los hechos.

Según él, los delincuentes nunca observaron que el cantante se subiera al vehículo con el empresario.

Mencionó que conoce a Vargas desde hace cuatro años, y no especificó desde cuándo se dedica a las actividades ilícitas ni cuánto les pagarían por el ataque armado.

Por: Prensa Libre- Guatemala

http://www.aporrea.org

Los comentarios están cerrados.