Prueba de ADN a hijos de dueña del Clarín da negativo

Buenos Aires.- Un examen de ADN practicado a los dos hijos adoptivos de la dueña del diario argentino Clarín, para saber si fueron bebés de personas desaparecidas en la represión de la dictadura (1976-1983), dio resultado negativo, informó hoy una abogada de la querella a la AFP.

“Queda descartado que (los hijos adoptivos) pertenezcan a dos familias querellantes. Cuando el examen inmunogenético da negativo, es así sin duda. Ahora quedan muchísimos otros casos por resolver”, dijo la letrada Alcira Ríos.

El análisis ordenado por la Justicia se realizó para comparar datos genéticos de los dos jóvenes, Felipe y Marcela Noble Herrera, adoptados por la directora del diario Ernestina Herrera de Noble (86 años), con los de dos familias de querellantes que buscan a sus nietos apropiados, dijo AFP.

El Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG) debe realizar aún cotejos del ADN con otros centenares de casos de familias de desaparecidos durante el régimen para llegar a una conclusión.

“De acuerdo con la información que dio Télam (agencia oficial), estamos contentos de que haya dado negativo, pero, por otra parte, esto se podría haber conocido hace 8 años”, declaró a la prensa Gabriel Cavallo, letrado que representa a Ernestina Herrera de Noble.

Herrera de Noble es la directora del periódico que está al frente del mayor grupo de medios de comunicación del país sudamericano y el caso de sus dos hijos lleva unos 10 años siendo ventilado en los Tribunales.

La entidad humanitaria Abuelas de Plaza de Mayo y otros organismos humanitarios, así como el BNDG, se mantuvieron en silencio frente al resultado a raíz de un acuerdo de confidencialidad pactado entre las partes.

Marcela y Felipe Noble Herrera fueron adoptados cuando eran bebés, en mayo y julio de 1976.

Tras 10 años de discusiones jurídicas y dilaciones, los jóvenes anunciaron sorpresivamente en junio pasado que aceptaban someterse a la extracción de sangre, saliva u otras muestras de ADN.

La organización Abuelas de Plaza de Mayo calcula que unos 500 niños, hijos de desaparecidos, fueron robados y dados en adopción ilegal durante la dictadura.

Desde que empezó la búsqueda, la entidad logró recuperar la identidad de 103 de aquellos bebés.

Unos 30.000 opositores desaparecieron durante el régimen, según organismos de derechos humanos.

http://www.eluniversal.com

Los comentarios están cerrados.