Robo de documentos avergüenza a agencia de espionaje alemana

Berlín.- Alemania teme que la seguridad de la nueva sede de la agencia de inteligencia, un edificio de alta tecnología de 1.600 millones de euros, haya quedado comprometida luego de la misteriosa desaparición de documentos.

“Es un tema grave y el Gobierno está interesado en esclarecer este caso lo más pronto posible”, dijo el lunes el portavoz de la canciller alemana Angela Merkel, Steffen Seibert, después de que la revista Focus reportó que los documentos habían sido robados, manifestó Reuters.

El Gobierno ha creado un comité para investigar el incidente y busca determinar cómo pudieron desaparecer los documentos a pesar de la estricta seguridad en el edificio, que está casi terminado y ubicado cerca de donde se encontraba el Muro de Berlín.

Seibert no dijo si el complejo deberá ser diseñado nuevamente o reconstruido, pero agregó que habrá “ramificaciones” si se confirma que la seguridad quedó comprometida.

La agencia de inteligencia exterior alemana, Bundesnachrichtendienst (BND), no hizo comentarios sobre el reporte. La desaparición de documentos sensibles es un gran bochorno para la institución.

Durante la Guerra Fría, los servicios de espionaje interno y exterior de Alemania Occidental fueron penetrados por su rival de Alemania Oriental, Stasi.

En el caso de mayor trascendencia, un agente de la Stasi trabajó como asesor personal del canciller de Alemania Occidental Willy Brandt, lo que lo forzó a renunciar en 1974.

Los planos robados muestran áreas altamente sensibles de la sede de la BND, como su centro neurálgico logístico, las instalaciones anti-terrorismo, el sistema de cloacas, los cables y las salidas de emergencia.

Se prevé que el edificio, la estructura de Gobierno más costosa y de mayor tecnología en Alemania, se terminará en el 2014 y alojará a alrededor de 4.000 empleados. Fue construido en un lote ubicado en un área de moda conocida por las galerías de arte moderno.

Además, un líder de un departamento de la agencia bajó material pornográfico al disco duro de su computadora de trabajo, posiblemente exponiendo a la red de computadoras de la BND a un ataque cibernético, dijo la revista.

Durante décadas, la sede de la BND estuvo en el pueblo de Pullach, cerca de Munich, Bavaria. El Gobierno decidió trasladarla hacia Berlín luego de los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos.

http://www.eluniversal.com

Los comentarios están cerrados.