Presidente de Haití afirma que gran parte de la ayuda se ha utilizado mal

Madrid. – El presidente de Haití, Michel Martelly, aseguró hoy en Madrid que “gran parte” de la ayuda internacional recibida por su país tras el terremoto de enero de 2010 se ha utilizado “mal”.

“Hoy una de las cosas que más me inquietan es que después del sismo hemos inyectado 4.000 millones de dólares y hoy yo, presidente de Haití, tengo problemas para identificar un proyecto, algo que se haya hecho con esos 4.000 millones”, manifestó el mandatario en una entrevista con la Cadena Ser, informó DPA.

“Gran parte de ese dinero ha sido mal utilizado”, dijo Martelly, que hoy culmina una visita oficial de dos días a España en el marco de su primera gira europea.

“Quizás algunos lo han gastado simplemente para llevar vehículos blindados u otras cosas que no eran tan necesarias”, se quejó, y aseguró que el gobierno anterior, en manos de René Preval, “no había ningún control sobre el gasto”.

El presidente haitiano, que fue investido en mayo, apuntó que “tiene que haber responsables” de que ese monto de dinero no se sienta en el país. Y apostó por cambiar “las formas de hacer las cosas” en Haití.

Así, apuntó a las inversiones extranjeras como la forma de lograr unos “resultados sostenibles, tangibles, permanentes” para Haití.

El mandatario llegó el jueves a Madrid, donde se reunió con el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y con la ministra de Exteriores, Carme Chacón. Hoy fue recibido por el rey Juan Carlos.

Martelly, un cantante de 49 años, ganó las elecciones presidenciales de marzo y sucedió en el cargo a Preval. Con su investidura se puso fin a una crisis política por el poder en el país caribeño.

Ahora se enfrenta a la reconstrucción de un Haití dividido políticamente y destruido por el terremoto que sólo en la región de la capital dejó más de 220.000 muertos. Una epidemia de cólera siguió además al sismo. Haití es el país más pobre del continente americano.

http://www.eluniversal.com

Los comentarios están cerrados.