(Panamá) Hoteles lujosos se apoderan de la ciudad

PANAMÁ. El pasado miércoles, el Trump Ocean Club se convirtió en el primer hotel seis estrellas en el país, marcando el camino para otras franquicias con interés en Panamá.

Antes del Trump, el Riu —ubicado en Calle 50— también hizo gala de su exclusividad para atender a celebridades y gobernantes que visitaron Panamá.

‘El Ocean Club será un hotel de referencia en toda Latinoamérica’, acotó Ernesto Orillac, asesor legal de la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP).

Lo más importante de estas marcas en nuestro país es que ‘crean marca sobre marca’, haciendo que Panamá se consolide.

Marcas españolas como NH ya empezaron la construcción de sus hoteles y apartamentos del rango superlujo. Tal es el caso de Waldorf Astoria y Ritz Carlton, que próximamente estarán abiertos, afirmó el representante de la ATP.

‘Estas marcas están viendo el crecimiento económico de Panamá, incluyendo el posicionamiento de la industria turística, hemos tenido muy buenos números en los últimos años y las proyecciones son mejores’, añadió.

REFERENCIA

Para el consultor Fidel Reyes, una franquicia internacional trae consigo lealtad de sus clientes, garantía en sus servicios y consistencia en sus sistemas y controles.

‘El tener hoy más de 20 franquicias en el país nos posiciona de forma importante en este mundo tan competitivo, tanto para viajeros de negocios, convenciones y de placer’, sostuvo.

ESTADÍSTICAS

El gasto turístico alcanzó 2,552.5 millones de dólares durante el 2010; es decir, 12.5% más que en el 2009, según cifras de la ATP.

MICHELLE DOMÍNGUEZ

http://www.laestrella.com.pa

Los comentarios están cerrados.