(Panamá) “Boom” inmobiliario amenaza a residentes

Unas 1,000 a 1,200 personas que se consideran a sí mismos “antiguos moradores” del distrito histórico, cultural y comercial del Caso Antiguo de Panamá esperan ser re ubicadas ante el intenso movimiento inmobiliario que se apoderó del lugar.

“Acá hay un monopolio de inmobiliarias, las empresas quieren sus casas y necesitan las propiedades que van adquiriendo, por lo que quieren que los moradores salgan”, denunció Gizela Prieto, presidenta y miembro fundador de la Asociación de Moradores de San Felipe.

Prieto amplió que en el distrito histórico de San Felipe existen grupos formados por empresarios y otros compuestos por extranjeros que se mudaron en los últimos años al barrio, y que, en cambio, ellos son los “viejos moradores del lugar” y que han sido amedrentados por la creciente ola inmobiliaria del sitio.

A principios de 2000, los alquileres de las propiedades en el Casco Antiguo rondaban los cientos de dólares o menos mensualmente; en cambio, en la actualidad, las propiedades se ofertan en varios miles de dólares, siendo una de áreas más cotizadas de la ciudad. Esto ha obligado a salir a los viejos residentes del lugar.

Para la Asociación de Moradores de San Felipe es necesaria la rehabilitación de cuatro inmuebles del área, propiedad del Estado, para ubicar a los antiguos residentes, quienes por razones económicas o sentimentales desean permanecer en el Casco Antiguo.

“Han pasado dos años de Gobierno y los cuatro edificios que se estaban remodelando para ubicarnos ahí se han estancado”, replicó Prieto.

Grace Kelly Chi

http://www.padigital.com.pa

Los comentarios están cerrados.