El plan anti-Chávez de Torrijos

Mayo de 2007 fue un mes especialmente difícil para el expresidente Martín Torrijos en materia de política exterior. Con una Asamblea de la Organización de Estados Americanos (OEA) en agenda, en donde el inminente cierre de Radio Caracas Televisión (RCTV) por parte del Gobierno venezolano amenazaba con robarse la atención, y con un tratado de promoción comercial (TPC) con Estados Unidos (EU) en espera de firma, lo que menos quería Torrijos era que Hugo Chávez, presidente de Venezuela, viniera a Panamá a complicarle el escenario.

Y evitó esa visita a toda costa. Los primeros pasos que dio Torrijos en esa dirección se los confió al entonces subsecretario de Estado de EU, John Negroponte. Un cable de la Embajada de EU [108334] filtrado a La Prensa por Wikileaks, recoge una llamada telefónica hecha el 11 de mayo de 2007 por Torrijos, en la que le dice a Negroponte que la eventual visita de Chávez “sería un problema político” y que “su presencia no sería positiva”.

“Yo no soy psiquiatra, así que no puedo entender lo que Hugo está pensando, pero estoy esperando a ver qué quiere Hugo”, agregó.

Seguidamente, Torrijos le contó a Negroponte que estaba planeando un viaje a Brasil, a finales de mayo, y que si Chávez insistía en venir a Panamá, estaba dispuesto a pasar por Caracas para intentar disuadirlo.

No tuvo que ir a Caracas. En cambio, envió una delegación a ese país con una propuesta: si Chávez cancelaba sus planes de venir a Panamá, él emitiría una posición favorable al Gobierno de Venezuela en torno al cierre de RCTV. Y así fue: el viernes 25 de mayo, Torrijos declaró en Brasil que el inminente cierre de RCTV, programado para la medianoche del domingo 27 de mayo, era un asunto que solo le competía al gobierno de Hugo Chávez. “Es una decisión soberana del Gobierno venezolano”, fueron las palabras textuales del entonces gobernante.

Los detalles del trato Torrijos-Chávez están contenidos en otro cable de EU [115428] emitido por el exembajador William Eaton. Allí se cuenta cómo Jorge Ritter, exasesor de política exterior del gobierno de Torrijos, le manifestó a personal de la Embajada de EU que ese “fue el precio que pagamos para asegurar que Chávez no asistiría a la Asamblea de la OEA”. Ritter incluso dijo en el cable que “fue una decisión unilateral esencialmente para ofrecer un soborno a Venezuela” y contó que el gobierno de Torrijos fue sorprendido por el nivel de la reacción interna.

Consultado sobre el tema, Ritter admitió que él fue quien viajó a Caracas, pero negó que se pactara lo de RCTV. “Lo puedo afirmar porque el emisario fui yo, y debo decir que Chávez comprendió las aprensiones del Gobierno de Panamá sobre su visita. Por esos días las tensiones entre los gobiernos de Venezuela y EU se hallaban en un nivel muy alto, y existía el temor de que una disputa verbal entre Condoleeza Rice –exsecretaria de Estado– y Chávez monopolizara la atención de la Asamblea de la OEA que se celebraba en Panamá en el año en que se conmemoraban los 180 años de la realización del Congreso Anfictiónico”, dijo.

El plan de Torrijos provocó amargos comentarios en Clayton. “La explicación de Ritter demuestra los extremos a los que ha llegado Panamá en la constante búsqueda de “equilibradas y agradables” relaciones con todos los países que buscan sus relaciones de amistad, y para evitar un escándalo, sobre todo cuando se trata de la sede de la gran fiesta”, criticó Eaton.

Lewis buscó consuelo en Eaton por el fiasco del TPC

El excanciller Samuel Lewis Navarro, hoy en campaña política por la figura presidencial del Partido Revolucionario Democrático, no ocultó su desconsuelo ante la Embajada de Estados Unidos (EU) en Panamá, por el poco avance que registraba en 2006 la firma del tratado de promoción comercial con EU.

En un cable que envió el exembajador de EU en Panamá William Eaton al Departamento de Estado, filtrado por Wikileaks, Eaton narra cómo Lewis Navarro le dijo que la falta de progreso real para la firma del tratado entre los dos países, representaba “una de las mayores vergüenzas de la administración Torrijos”. Y también consideró “que ha sido un duro golpe para él y otros en el gobierno. Le dijo, además, que no entendía cómo el Gobierno de EU (entonces con George Bush a la cabeza) era despectivo con Panamá, pero sí quería que Panamá diera cabida a sus prioridades, como el ALCA (Área de Libre Comercio de las Américas).

ELIANA MORALES GIL

http://mensual.prensa.com

Los comentarios están cerrados.