Afirman que 5.000 narcoparamilitares colombianos

Bogotá.- El obispo de la norteña ciudad colombiana de Montería, Julio César Vidal, dijo hoy que al menos 5.000 miembros de grupos narcoparamilitares con quienes ha estado en contado siguen con la intención de entregarse para recibir una rebaja de penas por su colaboración con la Justicia.

Vidal reveló en febrero pasado que había entablado conversaciones con los jefes de las bandas de Los Urabeños, Los Paisas y Los Rastrojos, que se dedican al narcotráfico y en varias regiones del país remplazaron a los grupos paramilitares de ultraderecha que se desmovilizaron entre 2003 y 2006, reseñó DPA.

Monseñor Vidal dijo en una entrevista que concedió a la cadena radial Caracol que los contactos no se han suspendido desde entonces, aunque se han vuelto más esporádicos, y que los jefes de esos grupos siguen con la idea de someterse.

Interrogado este lunes sobre este caso, el presidente Juan Manuel Santos respondió que no está enterado y que su gobierno no negociará con delincuentes comunes.

No obstante, Vidal aclaró que los miembros de esas bandas se reconocen como narcotraficantes y que por ello no quieren una negociación, sino simplemente garantías para entregarse y recibir beneficios judiciales.

“Ellos son más de 5.000 personas en todo el país. Están en (los departamentos de) Nariño, Cauca, Córdoba, (la región del) Magdalena Medio, de tal forma que hay que organizar una logística. Estos son grupos de mafiosos, no necesitan negociar, sino determinar qué personas van a hablar, cuántas personas, en qué lugar, en qué fecha, la cárcel que va a ser destinada”, dijo el obispo.

“Ellos me dicen: ‘esto es la guerra y esto no es fácil’. De tal manera que les puedo decir que las cosas no están quietas, se han movido por parte de ellos con el fin de concretar esa entrega a las autoridades”, agregó.

Asimismo, señaló que a comienzos de este año habló con Santos y con los comandantes de las Fuerzas Militares y de la Policía, el almirante Édgar Cely y el general Óscar Naranjo, respectivamente, a quienes les expresó que no se trata de la solicitud de una negociación sino de garantías para las entregas.

Aunque fue cauto al hablar de nombres, el obispo dijo que entre quienes se quieren entregar están Luis Enrique Calle, alias “Comba”, y Maximiliano Bonilla, alias “Valenciano”, dos de los hombres más buscados por las autoridades colombianas.

Según Vidal, el sometimiento de los delincuentes incluirá la entrega de armas y de cultivos ilegales, así como información sobre las rutas de tráfico de cocaína a Estados Unidos.

http://www.eluniversal.com

Los comentarios están cerrados.