(Panamá) Afú: A Torrijos lo está matando su conciencia en el caso CEMIS

A casi 10 años de haberse destapado el mayor escándalo de corrupción del país, el diputado Carlos “Tito” Afú no está arrepentido de haber salido a denunciar la supuesta compra de votos en la Asamblea a cambio de la aprobación del contrato ley del Centro Multimodal, Industrial y de Servicios (CEMIS).
Afú dice no tener miedo de ir a la cárcel, solo pide que se investigue lo que denunció, pero incluyendo a todos los actores, entre ellos, al ex presidente Martín Torrijos.
La polémica revivió la semana pasada cuando se publicaron cuatro cheques por 500 mil dólares que giró el propietario del CEMIS a Torrijos para su campaña en 1999, poniendo al descubierto una vieja relación.
Torrijos negó públicamente su vinculación al CEMIS y desacreditó las acusaciones de Afú, diciendo que era una persona que había variado su versión 10 veces.

Ello molestó a Afú, quien ahora le lanzó el reto de someterse a la prueba del polígrafo, si es posible a través de la televisión abierta, para demostrar quién dice la verdad.
Afú dio una entrevista a Panamá Américaen la que reveló detalles de lo supuestamente le pidió Torrijos, seis días antes de dejar la presidencia en 2009, en una reunión que duró 45 minutos:
PA:
¿Se acuerda de sus declaraciones de 2002?
CA:
En el 2002 yo estaba claro y todavía me acuerdo perfectamente de lo que yo dije ese día. Por eso yo siempre dije que los involucrados en el caso eran los de la cúpula del PRD.
PA:
¿A quién se refiere cuando dice la cúpula?
CA:
Torrijos, que era el secretario general; Balbina [Herrera] que era la presidenta, el subsecretario que era Héctor Alemán. No me acuerdo cuáles eran los otros que estaban en la directiva del PRD.
PA:
¿Pensó que esto iba a demorar tanto?
CA:
Jamás en mi vida pensé esto. Yo sí sabía que esto iba a ser un escándalo grande. A mí me cuestionaban porque saqué el dinero. Eso nunca lo respondí, pero lo voy a decir ahora. Yo dije que estaba dispuesto ir a la cárcel si era posible, pero si yo no entregaba lo que me dio Mateo Castillero, que fueron 6 mil dólares, yo no podía demostrar nada. La prueba mía eran los 6 mil dólares. Mucha gente piensa que esos 6 mil dólares yo me los cogí.
PA:
¿Qué hizo ese dinero?
CA:
Los 6 mil dólares se los entregué al Ministerio Público en ese momento, y eso debe reposar en la Corte. Así que yo no tengo los 6 mil dólares.
PA:
¿Cómo vincula a Torrijos en el CEMIS?
CA:
Ustedes acaban de hacer una publicación donde Martín Rodin le dio 500 mil dólares en 1999. Ya allí venía una amistad importante entre el ex presidente Torrijos y el empresario Rodin. Cuando él perdió esas elecciones yo seguí siendo diputado. Él [Torrijos] dijo que iba a buscar la secretaría del PRD y la sacó. Y en el PRD el secretario general es el que manda, el que tiene todos los poderes. De allí pues él era el que daba la línea en todo lo que se decidía en la Asamblea, hacíamos reuniones en varios lugares. Me acuerdo que una de la reuniones importantes que se hizo sobre el CEMIS fue en la Parrillada Jimmy.
PA:
¿Con Torrijos?
CA:
Sí, él era el que presidía estas reuniones, siempre con Balbina, Héctor y todos. Por eso es que yo tuve que hacer la denuncia de esa forma. Si no hubiera presentado los 6 mil dólares, no hubiera pasado nada, y al final yo quedé preso solo.
PA:
¿Después de la denuncia, mantuvo contacto con Torrijos?
CA:
Desde ese momento yo no hablé más con Torrijos. Cinco años tuvo de gobierno, y no tuvimos contacto. Él le prohibió a los periodistas que le preguntaran del CEMIS. Los que mandaban en comunicación de la Presidencia les decían a los periodistas que no se atrevieran a preguntarle del tema. ¿Por qué sería? A Torrijos lo que lo está matando es la conciencia. Él sabe que fue quien mandó a entregarle 6 mil dólares a cada diputado. Y le dio la plata a Castillero para que allí se diera la situación. Yo jamás he variado mi posición en ningún momento, porque es la verdad. El que dice la verdad siempre estará con la verdad.
PA:
¿Qué le pidió Torrijos antes de finalizar su mandato?
CA:
Me extrañó que faltando siete días para que terminara su gobierno, en junio de 2009, a mí me contactó el abogado Carlos Carrillo Gomila, que está casado con una muchacha de Valle Rico de Las Tablas, y me dijo que quería hablar conmigo. Yo me fui a su oficina y hablamos. Él me dijo: Oye, el presidente Torrijos quiere hablar contigo. Yo le dije que no había ningún problema, no tengo miedo de hablar con él. Después me dijo adónde íbamos a hablar.
PA:
¿Dónde fue el encuentro con Torrijos?
CA:
Fue en la casa de Carrillo en la urbanización La Cresta, al día siguiente que me contactó. Me citaron a las 5 de la tarde del jueves 25 de junio. Yo llegué a las 4:40 p.m. a la casa de Carrillo donde me esperaba él solo, Torrijos no había llegado. Más tarde Carrillo salió a recibir al presidente, quien llegó acompañado de Leonel Solís en un solo carro. Recuerdo que era una Land Cruiser, creo que color verde. Cuando ya estábamos todos, bajamos por unas escaleras a un sótano en la casa de Carrillo, con aire acondicionado. Lo que me causó atención era que Torrijos me hablaba sumamente suave. Yo le dije: Martín tienes que hablarme duro porque no te oigo. Él me dijo que los gringos podrían tener cuestiones con los que lo podrían estar escuchando.
PA:
¿Cómo entraron al tema del CEMIS?
CA:
Él de una vez me dijo que él quería que lo ayudara, que él estaba haciendo todo lo humanamente posible para que el CEMIS se cerrara. Yo le dije que ese era problema suyo y que tenía los votos en la Corte. Tú eres el Presidente de la República, tú nombraste a Oydén Ortega, Harry Mitchell, Víctor Benavides, Esmeralda Troitiño y a Jerónimo Mejía. Además, en ese momento el presidente de la Corte era Mitchell, que tenía una amistad extraordinaria con Torrijos. Torrijos me pidió que por cualquier cosa que pasara que lo sacara a él de ese problema. Él sabe lo que hizo. Su conciencia lo está traicionando. Torrijos me dijo allí que él también iba a maquinar cómo podría conseguir unos votos adicionales en la Corte.
PA:
¿Qué le dijo usted a Torrijos?
CA:
Que yo había dicho la verdad. Yo le dije allí, en su cara a Torrijos, acuérdate que a nosotros nos dieron esa plata porque tú no las mandaste, porque [Miguel] Bush te dijo que nosotros los legisladores estábamos disgustados, sabíamos que tú te habías llevado todo. Yo se lo dije en su cara, si en una semana él dejaba de ser presidente y yo seguía siendo diputado, que me podía hacer a mí Torrijos, nada.
PA:
¿Qué piensa hoy día de esta polémica?
CA:
Yo quiero decirle al ex presidente Torrijos que deje de estar involucrando al presidente Martinelli, lo que tiene que hacer es ir directamente a la Corte para que declare bajo juramento. Yo le hago un reto a él [Torrijos] y todos los que yo he involucrado, que nos hagamos la prueba del polígrafo. Y si quiere, que esté la televisión para que el país sepa quién dice la verdad y quién no. Lo reto públicamente sin miedo, a él y a los demás. Yo no tengo miedo porque yo he dicho la verdad desde el primer día. ¿A qué le teme el ex presidente Torrijos y Mateo Castillero que han interpuesto ocho incidentes para que se declare la nulidad de todo lo actuado y no se investigue hasta las últimas consecuencias este caso? Evadiendo con estos incidentes hasta el día de hoy, su asistencia a rendir declaraciones. El que no la debe no la teme, o será que su conciencia lo tiene intranquilo porque ha sido involucrado por sus propios copartidarios que han declarado que él [Torrijos] negoció por dinero y otras prebendas, la aprobación del contrato CEMIS. Esto a nombre de la bancada mayoritaria del PRD en la Asamblea Legislativa en el año 2001.
PA:
¿El ex presidente dice que esto es persecución?
CA:
Cómo Torrijos puede hablar de persecución política, si fue la propia procuradora designada por él, Ana Matilde Gómez, quien solicitó la reapertura del caso, y los propios magistrados designados por él en la Corte quienes confeccionaron el proyecto para ordenar la reapertura del caso CEMIS. Gómez; el día 3 de marzo de 2005, pidió a la Corte la reconsideración de la resolución que archivó el caso CEMIS. En el 2009, bajo la ponencia del magistrado Jacinto Cárdenas se discutió en el pleno de la Corte un proyecto que negaba la reapertura del caso. Pero el ex magistrado Oydén Ortega, conspicuo ex miembro del Partido Revolucionario Democrático, hizo una ponencia para rechazar el proyecto del magistrado Cárdenas. Por eso son votados los dos proyectos, ganando el de Ortega, que ordenó la reapertura del caso CEMIS.
PA:
¿Cuál es el papel de Carrillo en esto?
CA:
La situación es que todos los abogados de la defensa de Torrijos, Castillero y Manuel de La Hoz, están directamente contratados por el licenciado Carlos Carrillo, incluyendo a James Bernard, Víctor Almengor, y otro de apellido Fuentes. Toda la defensa de este grupo está estructurada directamente con Carrillo, que es el que realmente lleva la defensa de Torrijos. Ellos son como 10 abogados. ¿Quién los está pagando? ¿No es Torrijos?. Que se deje de cosa que este país es muy chiquito y se sabe todo. Yo quiero saber de dónde salen los ingresos del ex presidente Torrijos, si él dice que no tiene nada. A mí me han investigado siempre y quiero que me sigan investigando, y que saquen todas las cuentas que tengo. Yo no tengo miedo. ¿Saben cuánto tengo? 140 mil dólares que los tengo en la Caja de Ahorros y que me los dio el Tribunal Electoral por ser diputado independiente. Me los entregó en un cheque y los deposité. ¿De qué está viviendo Torrijos? ¿De la caridad del pueblo? ¿Cuánto está pagando en abogados? Que diga qué es lo que tiene y lo que no tiene, para que veas que está millonario. Que no venga a decirme que no.

Rafael E. Berrocal R.

http://www.padigital.com.pa

Los comentarios están cerrados.