Suiza aprueba flexibilizar secreto bancario

Los diputados suizos aprobaron este viernes flexibilizar el intercambio de información bancaria en caso de investigación por autoridades extranjeras, en la Confederación Helvética, sobre eventuales fraudes fiscales perpetrados por sus nacionales.
Los diputados del Consejo de los Estados (Cámara alta del Parlamento suizo) adoptaron una serie de reglas que regularán el intercambio de información con los países que han firmado un acuerdo de doble imposición con Suiza, informó la agencia de prensa suiza ATS.

Los países beneficiados por estas nuevas reglas son Holanda, Turquía, Japón, Polonia, India, Alemania, Kazajastán, Canadá, Uruguay y Grecia.

Después de que el Consejo Nacional (Cámara baja) aprobara esta nueva reglamentación en abril, el texto ha quedado aprobado definitivamente. No obstante, puede ser impugnado durante un periodo de 100 días en referéndum popular.

Según la nueva legislación, Suiza no volverá a exigir cada vez el nombre y la dirección de una persona sospechosa de evasión fiscal así como los datos del banco en causa en caso de cooperación administrativa en materia fiscal.

La identificación del contribuyente y el banco seguirá siendo necesaria, pero podrá ser efectuada, por ejemplo, con la ayuda de un Iban (número internacional utilizado para las transferencias bancarias” o de un número de seguro social.

Bajo la presión de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Suiza aceptó en marzo del 2009 flexibilizar el sacrosanto secreto bancario y aceptó conformarse a los estándares de la organización en materia de cooperación fiscal.

También ha aceptado cooperar con los países del tercer mundo en caso de sospecha concreta de evasión fiscal.

Berna rechaza, no obstante, el intercambio automático de información, que supondría de hecho el fin del secretario bancario helvético abriendo la puerta a la “caza de informaciones”, que permitiría solicitar información de cualquier contribuyente.

Globovisión / AFP

Los comentarios están cerrados.