Exparamilitar dice que banda de ultraderecha mató a Pablo Escobar

Bogotá. – Un ex paramilitar colombiano dijo en una declaración judicial que una banda de ultraderecha fue la que mató en 1993 al entonces jefe del cartel de Medellín, Pablo Escobar, en una operación conjunta con autoridades de Colombia y Estados Unidos, según un informe periodístico conocido hoy.

La cadena radial Caracol señaló que la declaración fue hecha por José Antonio Hernández, alias “John”, un antiguo integrante de las Autodefensas de Puerto Boyacá, grupo que formaba parte de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), que nucleaban a varias bandas paramilitares, informó DPA.

Según “John”, en la operación contra quien entonces era considerado como el principal narcotraficante del mundo participó el máximo jefe de las AUC, Carlos Castaño, quien fue asesinado en 2004.

“John” dijo que en la acción, además de los comandos paramilitares, participaron miembros de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), de la Policía Judicial de Colombia y de un grupo de narcotraficantes que tenía rivalidad con Escobar, llamado “Los Pepes”.

El mafioso fue abatido en diciembre de 1993, cuando su ubicación fue detectada en una casa de Medellín mediante aparatos tecnológicos que rastrearon una llamada telefónica.

El cadáver de quien lideró una guerra terrorista sin antecedentes en Colombia quedó sobre el techo y desde entonces la operación es mostrada como un ejemplo de la lucha contra el narcotráfico y de la cooperación entre Bogotá y Washington.

No obstante, “John” aseguró que el comando que mató a Escobar era de las AUC y que luego se hizo creer que quienes habían disparado eran policías.

“Ubicamos a Pablo Escobar en un barrio de Medellín. Estábamos la DEA, ‘Los Pepes’ y un grupo de la Dijin de la Policía. La ubicación se logró por unas interceptaciones que hizo un grupo móvil de inteligencia técnica. Se interceptó la comunicación y se ubicó en el barrio. Al sitio entran ‘Los Pepes’, ahí iba Carlos Castaño. Esa unidad entró y le dio de baja a Escobar. Después lo entregaron muerto sobre el techo de la casa al coronel (Hugo) Aguilar, que era el comandante de la Policía de Antioquia”, dijo “John”, según Caracol.

La versión periodística señaló que la Fiscalía General compulsó copias de la declaración del ex paramilitar al ejército y la policía, que integraban un grupo de élite encargado de la persecución a Escobar, para que investiguen si dentro del comando actuaron delincuentes.

http://www.eluniversal.com

Los comentarios están cerrados.