Vinculan con ETA a un miembro de las FARC detenido en Venezuela

Las autoridades colombianas acusan al supuesto miembro de las FARC Joaquín Pérez Becerra de haberse reunido con miembros de ETA en España en 2002 y de haber facilitado reuniones de la banda terrorista con el número dos de la guerrilla Raúl Reyes en el año 2000.
Joaquín Pérez Becerra fue detenido por la policía de Venezuela y deportado a Colombia el pasado 25 de abril. El detenido, que residía en Estocolmo desde 1998. era responsable de la agencia de noticias Anncol, que funciona por internet y a la que las autoridades de Bogotá relacionan con la guerrilla. Según el periódico ‘El Tiempo’, a Joaquín Pérez se le identificaba en el seno de las FARC con el alias de “Alberto Martínez” y era investigado desde hace años por la policía colombiana como enlace del grupo terrorista en Europa.
En el año 2002 viajó doce veces a España donde, según la investigación que cita el periódico colombiano, “concretó negocios” con gente de ETA y logró “conseguir proveedores internacionales de armas”. Entre los años 2003 a 2009 Pérez realizó una media de siete viajes al año a países nórdicos y Alemania. Las autoridades de Bogotá le responsabilizan, además, de haber actuado en el año 2000 como enlace entre el entonces ‘número dos’ de las FARC Raúl Reyes, muerto en 2008 en un bombardeo del ejército colombiano, y ETA.
Negociaciones
En el año 2000, en plenas negociaciones entre la guerrilla y el Gobierno colombiano, visitó España una comisión formada conjuntamente por representantes de las FARC y del Ejecutivo de Bogotá. En aquella comisión figuraban destacados dirigentes de la guerrilla como el propio Raúl Reyes, ‘Joaquín Gómez’, ‘Simón Trinidad’, ‘Iván Ríos’, ‘Felipe Rincón’ y ‘Fabián Ramírez’. La comisión realizó visitas a distintas instituciones españolas y celebró reuniones en Madrid y Valencia con representantes del Congreso, de la Administración y de la comunidad autonómica valenciana presidida por Eduardo Zaplana.
Durante ese viaje, ETA asesinó al dirigente del PSE Fernando Buesa y la comisión colombiana difundió un comunicado de condena del crimen, suscrito también por los representantes de las FARC. Sin embargo, según el periódico colombiano, aquel viaje fue aprovechado por Joaquín Pérez (‘Alberto Martínez’) para organizar reuniones de Raúl Reyes con representantes de ETA y del IRA.
Un antiguo miembro de las FARC desmovilizado declaró que “en medio de los espacios que les quedaron en la agenda que tenían preparada con el comisionado de paz (Víctor G. Ricardo), y sin que él y el resto de la comisión del gobierno de Pastrana de enteraran, ‘Alberto’ reunió a ‘Reyes’ con varios contactos del IRA y ETA”. En esos encuentro se habría pactado la presencia posterior de miembro de ETA en los campamentos de las FARC que se conocieron a partir de 2003.

VASCO PRESS | BILBAO

http://www.elcorreo.com

Los comentarios están cerrados.