(Panamá) González se negó a renunciar tras el pedido del presidente

La directora del Servicio Nacional de Migración, María Cristina González, dejó de ocupar ayer el cargo, luego de confirmarse que el Gobierno de Estados Unidos le revocó la visa de entrada a ese país. Así lo confirmaron fuentes del Ejecutivo panameño y del gobierno de Estados Unidos, a través de fuentes en Washington.

La revocación de visa es una de las herramientas que aplica el gobierno estadounidense contra la corrupción en otros países, según se informó desde el país del norte.

Hasta el momento son más de 10 los ex funcionarios panameños a los que Estados Unidos le revocó la visa o los declaró no elegibles, entre ellos, un ex mandatario y un actual magistrado de la Corte Suprema.

Sin embargo, la salida de González de Migración estaba tramitándose desde hace 15 días cuando, por primera vez, el propio presidente Ricardo Martinelli le pidió la renuncia voluntaria al cargo, revelaron fuentes oficiales.

Martinelli volvió a solicitar a González que pusiera su cargo a disposición el pasado lunes, pero ella se negó. Fue en ese momento que el mandatario procedió a ordenar su destitución, detallaron las altas fuentes consultadas.

Ayer mismo, Martinelli anunció el nombre de la persona que la reemplazará: Javier Carrillo, encargado de la Policía Nacional en el área de Ancón y ex director de la Dirección de Investigación Judicial.

En la noche de ayer la Presidencia informó que el nombramiento de Carrillo se había oficializado. “Carrillo Silvestri, nuevo director general del SNM, reemplaza a María Cristina González, quien presentó renuncia formal al cargo, y conforme al artículo 183 de la Constitución Política de Panamá, es atribución del Presidente de la República coordinar la labor de la administración y establecimientos públicos”, dice el comunicado oficial.

Panamá Américaconsultó, entre el lunes y martes de esta semana, a González sobre la revocación de su visa y lo negó. “No tengo revocación”, señaló ayer categóricamente la directora de Migración.

Martinelli también dijo desconocer si a la funcionaria le revocaron la visa. “Eso es algo personal de las distintas personas. Yo creo que hay mucho bochinche aquí”, señaló.

En la presidencia de Mireya Moscoso, EE.UU. le revocó la visa al director de Migración en funciones, Antonio Domínguez, luego que se le relacionara al tráfico de chinos.

Durante la administración de González, el Servicio Nacional de Migración pasó por varios escándalos en los que se menciona una red para el tráfico de personas asiáticas.

El último problema se registró la semana pasada, cuando se desmanteló una supuesta red de “trata de blancas” que operaba con mujeres traídas de Europa del Este (Ucrania, Rumania y Voldavia) y Colombia.

En este caso, la misma González puso la denuncia ante el Ministerio Público indicando que las visas fueron autorizadas por su subdirector, Jaime Ruíz, durante su ausencia, y firmadas por el embajador de Panamá en Rusia, Julio Córdoba. Ruíz, del partido panameñista, fue destituido el pasado viernes.

Ayer, el ministro de Seguridad, José Raúl Mulino, anunció que dio inicio a la fase de transición para el cambio de mando en el Servicio de Migración.

“Vamos a tratar de que allí impere un régimen nuevo, de funcionarios que no vayan a ir con algún propósito político o a beneficiar a copartidarios. Ni hacer algún tipo de estas actividades, si es que se hicieron”, comentó Mulino.

El titular Mulino también dijo desconocer a qué funcionarios le han levantado la visa estadounidense, pero señaló que este tipo de sanción es un tema “que se conoce, y que riñe contra la moral y la ley”.

“El que se mete en esas cosas tiene que pagar las consecuencias. Ciertos tipos de delitos van más allá de la frontera”, recalcó.
Rafael E. Berrocal R.

http://www.padigital.com.pa

Los comentarios están cerrados.