Panamá, Belice, Honduras y Togo, al borde de la sanción

La Comisión Europea advirtió que está decidida a aplicar el bloqueo a las importaciones de productos del mar de países que no contribuyen a combatir la pesca ilegal.

El pasado martes 8 de junio, la dirección general de Recursos Pesqueros y Acuicultura de la Comisión Europea informó que está considerando incluir a Panamá, junto con Honduras, Belice y Togo, en la lista de “países no cooperantes”, debido a las deficiencias detectadas por las misiones de evaluación y seguimiento.

El informe fue presentado en Bruselas a las delegaciones de los estados miembros de la Unión Europea un día antes que se hiciera pública la notificación y advertencia de sanción contra estos países.

La dirección general de Recursos Pesqueros y Acuicultura de la Comisión Europea precisó que la decisión de incluir a Panamá, Honduras, Belice y Togo, en la lista de los países no cooperantes contra la pesca ilegal podría ser tomada a finales del próximo mes de septiembre.

Pero en la misma notificación, el sub director general de asuntos pesqueros comunitarios de la Unión Europea, Jorge Sainz Elías, advirtió que dependiendo de la gravedad de las faltas de cada país, la Comisión Europea podría adoptar “medidas de urgencia”.

La Comisión Europea mantiene en ejecución una estrategia global para combatir la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR), que supone una amenaza para la economía del sector pesquero, los recursos pesqueros y el medio ambiente marino.

Las medidas propuestas tienen por objeto limitar el acceso al mercado de la Unión Europea (UE) únicamente a los productos de la pesca cuya conformidad con la normativa haya sido certificada por el Estado de exportación de que se trate, informaron las autoridades europeas.

Sin embargo, las últimas evaluaciones revelan que Panamá aún no tiene control sobre los certificados de captura y que los mecanismo de sanción contra las embarcaciones que ejercen la pesca ilegal no son efectivos por las debilidades o ventanas que deja abierta la legislación local.

Entre 2009 y 2010, la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá (Arap) multó a 14 embarcaciones por ejercer la pesca ilegal en aguas nacionales , pero ninguna de las sanciones ha podido ser efectiva porque los propietarios de los buques se han valido de recursos de reconsideración, ya que la misma legislación local se los permite.

Esta semana, llegó a Panamá una misión técnica de la Unión Europea para ayudar a Panamá en la implementación y funcionamiento del esquema de certificación de captura y mecanismos relacionados.

Sin embargo, las autoridades aclaran que ello no significa que las posibles sanciones sean suspendidas o aplazadas.

Incluso la misión tiene previsto volver a supervisar el proceso de emisión de los certificados de captura de peces, protocolos de inspección de pesca ilegal, monitoreo de embarcaciones en territorio panameño, supervisión de bitácoras de las embarcaciones, revisión de la carga pesquera en los puertos.

También verificará cuáles son los tipos de control aduanero que se utilizan para inspeccionar los contenedores.
Rafael E. Berrocal R.

http://www.padigital.com.pa

Los comentarios están cerrados.