La mano venezolana en contra de Panamá

Guillermo Cochez consideraba que había llegado el momento para ocupar un puesto en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos (OEA). Habló con el presidente Ricardo Martinelli y logró su apoyo.

Panamá, empero, no imaginó que la candidatura de Cochez provocaría la conspiración de Venezuela para evitar que Cochez llegara a la CIDH, por considerarlo enemigo de Hugo Chávez.

La elección fue el pasado lunes y Cochez sacó 17 votos, insuficientes para lograr el cargo. Pero ¿por qué fracasó? Fuentes diplomáticas consultadas por La Estrella, aseguraron que al principio hubo un matrimonio entre el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, y el representante de Venezuela en ese organismo Roy Chaderton para evitar que llegara Cochez a la CIDH. ‘Para el primero Cochez era muy militante, para Roy era grave que Cochez saliera electo’, comentó un embajador consultado por este diario.

A principios de este año, el entonces presidente de la CIDH, el chileno Felipe González, promovió ponerle fin al término del argentino Santiago Cantón como Secretario Ejecutivo de la CIDH hasta diciembre de 2012. Insulza y Chaderton estaban en contra de que la CIDH tomase esa decisión, ya que según ellos eso era atribución del Secretario General y no de la CIDH.

Por eso Venezuela, enemigo de Cantón (llamado por Chávez excremento humano), le puso la proa al candidato de Chile. Se dice que fue Venezuela quien impulsó la candidatura de Rose Marie Antoine, de Belice, pero nacida en Trinidad-Tobago y con nacionalidad de Saint Lucia (esposa del ex primer ministro de izquierda de esa isla) para hacerle mella a Chile y de paso a Cochez de Panamá.

Según la fuente, Venezuela no podía tolerar la presencia de Cochez en la CIDH, sobretodo porque sabían que estando la Relatoría de Venezuela vacante en la CIDH, esa posición la asumiría él. El actual Relator de la Comisión para Venezuela es el brasileño Sergio Paulo Pinheiro, quien durante los ocho años que estuvo en la CIDH nunca se le permitió visitar Venezuela.

Venezuela veía peor a Cochez, principalmente por su trayectoria en la OEA contra Chávez, a favor de Honduras, contra Nicaragua, a favor de Colombia cuando acusó a Venezuela por permitir a las FARC tener campamentos en territorio venezolano…

En la Asamblea de la OEA en El Salvador la semana pasada, Cochez tenía el apoyo de Bolivia y Ecuador y de la mayoría de los países del Caribe, pero con aquello del ALBA cambiaron su voto a petición de Chaderton.

Chaderton incluso le pidió a la canciller de Colombia María Ángela Holguín que no votara por Cochez, pero ésta se negó.

Al final, la CIDH estará integrada por cuatro mujeres, de las cuales sólo una habla español (Paraguay). Dos son de el Caribe (Jamaica y Belice), países con poco interés en lo que no atañe a la situación caribeña.

LINETT LYNCH

http://www.laestrella.com.pa

Los comentarios están cerrados.