Terminó la Asamblea de la OEA: este es el documento aprobado sobre “seguridad ciudadana”

San Salvador, 8 jun (dpa) – La 41 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) finalizó ayer con la aprobación de la Declaración de San Salvador, que trata sobre la seguridad en las Américas.

La aprobación se realizó por aclamación de los representantes de los estados miembros de la OEA.

El documento, en su parte medular, encomienda al Consejo Permanente para que trabaje “en la elaboración de un Plan de Acción Hemisférico” para atender el flagelo de la delincuencia, el crimen organizado y la inseguridad en los países de la región.

Asimismo solicita a la secretaría general de la OEA “procurar el financiamiento adecuado para la elaboración del Plan de Acción”, e informar al próximo período ordinario de sesiones de la Asamblea General sobre las gestiones realizadas.

La 42 Asamblea General se realizará en la ciudad boliviana de Cochabamba del 8 al 10 de julio de 2012, según anunció el canciller salvadoreño Hugo Martínez, presidente de la reunión celebrada en esta capital del 5 al 7 de junio.

Tras aprobarse la declaración de San Salvador, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, se congratuló por los resultados del encuentro y felicitó a los cancilleres y delegados de los 34 Estados miembros que participaron en la cita.

Insulza también agradeció al país anfitrión por la hospitalidad brindada.

El documento

A continuación las partes medulares del documento aprobado en San Salvador:

RECONOCIENDO que las condiciones de seguridad pública mejoran mediante el pleno respeto a los derechos humanos, a las libertades fundamentales, así como la promoción de la educación, de la cultura, de la salud y del desarrollo económico y social;

RECONOCIENDO ADEMÁS que se deben fomentar y fortalecer políticas de Estado de largo plazo e integrales en materia de seguridad pública de que garanticen la protección y la promoción de los derechos humanos, haciendo énfasis en enfrentar las causas de la criminalidad y la violencia;

RECONOCIENDO la necesidad de adoptar acciones para generar condiciones de desarrollo social, económico, político y cultural a fin de fomentar la inclusión social, reducir las inequidades y crear oportunidades para sus pueblos,

DECLARAN:

1. Que es su prioridad continuar dirigiendo sus esfuerzos, acciones y voluntad política para fortalecer la seguridad ciudadana, como un ámbito de la seguridad pública, en sus países.

2. La obligación de los Estados de desarrollar e implementar políticas públicas en materia de seguridad pública en el marco de un orden democrático, de imperio del Estado de derecho y de respeto a los derechos humanos.

3. Que las políticas de seguridad pública deben fomentar medidas tendientes al tratamiento de las causas que generan la delincuencia, la violencia y la inseguridad.

4. Que el individuo es el centro de la seguridad ciudadana (…) y, por ende, debe ser parte integral en la definición e implementación de alternativas para construir comunidades y sociedades más seguras.

5. Que las políticas públicas de seguridad requieren de la participación y cooperación de múltiples actores: el individuo, los gobiernos a todos los niveles, la sociedad civil, las comunidades, los medios de comunicación, el sector privado y académico.

6. La importancia de fortalecer la capacidad del Estado para fomentar políticas de seguridad pública de largo plazo, integrales, con una perspectiva de género, teniendo presente las necesidades de los grupos en situación de vulnerabilidad.

7. La necesidad de continuar implementando políticas y acciones en materia de prevención, aplicación de la ley, rehabilitación y reinserción social para garantizar un enfoque integral en el combate a la delincuencia, la violencia y la inseguridad.

8. La determinación de formular políticas públicas y programas educativos con el objetivo de lograr una transformación cultural que permita la erradicación de la violencia intrafamiliar.

9. La importancia de continuar fomentando medidas para garantizar que sus poblaciones tengan acceso a la justicia y a la protección que ofrece un sistema de justicia penal eficaz, transparente y confiable.

10. La necesidad de continuar promoviendo sistemas penitenciarios fundados en el respeto a la dignidad humana y a los derechos humanos, que incluyan políticas y prácticas orientadas a la rehabilitación y reinserción social.

11. Su compromiso de fortalecer los vínculos entre el desarrollo y la seguridad y, en ese sentido, promover la creciente interacción entre las áreas de desarrollo integral y seguridad multidimensional de la OEA.

12. La importancia de fortalecer la cooperación bilateral, subregional, regional e internacional en materia de seguridad pública.

13. El compromiso de profundizar la cooperación interamericana para el desarrollo integral y fortalecer las acciones de cooperación para enfrentar con urgencia la pobreza extrema, la inequidad y la exclusión social.

14. La necesidad de continuar coordinando acciones internacionales en materia de prevención y atención de los desastres naturales.

15. La necesidad de continuar fortaleciendo los mecanismos (…) para enfrentar, prevenir y combatir de manera integral y efectiva la delincuencia organizada transnacional, el tráfico ilícito de armas, la trata de personas, el tráfico ilícito de migrantes, el problema mundial de las drogas, el lavado de activos, la corrupción, el terrorismo, el secuestro, las pandillas delictivas y los delitos asociados al uso de tecnologías.

16. Encomendar al Consejo Permanente para que trabaje (…) en la elaboración de un Plan de Acción Hemisférico para dar seguimiento a la Declaración de San Salvador, y que sea presentado a la Asamblea General en su próximo período ordinario de sesiones.

17. Que solicitan a la Secretaría General procurar el financiamiento adecuado para la elaboración del Plan de Acción e informar al próximo período ordinario de sesiones de la Asamblea General sobre las gestiones realizadas.

http://www.noticias24.com

Los comentarios están cerrados.