Zimbabue tiene 2,5 millones de “votantes fantasma”

Johannesburgo.- El censo electoral de Zimbabue cuenta con 2,5 millones de votantes ficticios, entre ellos 41.000 personas centenarias y 132.500 nonagenarios en un país donde la esperanza de vida no supera los 46 años, según un estudio del Instituto de Relaciones Raciales de Sudáfrica (SAIRR, en inglés).

El informe, presentado este lunes y realizado de acuerdo al censo de 2008, identifica 1.490 nuevos votantes centenarios y 4.370 nonagenarios que votarían por primera vez, razón por la que, según el SAIRR, “Zimbabue no puede celebrar ningunas elecciones o referendos basándose en ese censo”, informó DPA.

Las irregularidades en el censo electoral incluyen también la inscripción de menores de 18 años, algunos de los cuales no contaban 10 años en 2010.

“El voto fantasma en Zimbabue es más que suficiente para alterar los resultados de cualquier elección”, aseguró el autor del estudio, Richard Johnson, en un comunicado emitido ayer por el SAIRR.

La Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF), partido del presidente, Robert Mugabe, ha presionado para convocar elecciones presidenciales y legislativas durante este año, aunque el pasado día 3, el mandatario zimbabuense dejó entrever que podrían retrasarse a “los primeros meses de 2012”.

Tanto el Movimiento para el Cambio Democrático (MDC) del primer ministro, Morgan Tsvangirai, como la Comunidad para el Desarrollo de África Meridional (SADC) exigen reformas constitucionales y electorales en Zimbabue antes de estos comicios para asegurar unas elecciones pacíficas y limpias.

Tras 29 años de gobierno dictatorial en solitario que se inició con la independencia del Reino Unido en 1980, Mugabe y la ZANU-PF se vieron obligados a compartir el ejecutivo con sus rivales políticos, Tsvangirai y el MDC, con los que formaron un Gobierno de unidad nacional en febrero de 2009.

Este Gobierno se ha visto zarandeado por numerosas tensiones y, hasta ahora, la ZANU-PF pretendía convocar nuevas elecciones este año, sin cumplir los acuerdos de tener una nueva Constitución.

http://www.eluniversal.com

Los comentarios están cerrados.