Denuncian amenazas de las Farc contra indígenas en Colombia

Bogotá, 2 jun (dpa) – La guerrilla de las Farc está prohibiendo la movilización de unas mil personas que viven en comunidades indígenas del departamento colombiano de Chocó (noroeste), lo que provoca dificultades en el abastecimiento de alimentos, denunció hoy la Defensoría del Pueblo de esa región.

Según el titular de esa entidad en Chocó, Víctor Mosquera, las amenazas comenzaron hace una semana y mantienen confinados en sus casas a habitantes de los caseríos de La Puria, Alto Río Grande y El Consuelo, en jurisdicción del municipio de Carmen de Atrato.

Mosquera dijo que la situación ya fue reportada a autoridades civiles y militares para que se desplacen a la región y ayuden a los indígenas.

El defensor del pueblo dijo que los nativos no han podido movilizarse por las carreteras que conducen desde Carmen de Atrato a Medellín y Pereira, las capitales de los vecinos departamentos de Antioquia y Risaralda, respectivamente.

El gobierno colombiano ofrece desde finales del mes pasado una recompensa equivalente a 273.000 dólares por informaciones que conduzcan a la captura de uno de los jefes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) en Chocó.

El comandante de las Fuerzas Militares, almirante Édgar Cely, dijo que uno de los principales objetivos de las autoridades en este momento es la captura de Ancízar García, alias “Pedro Paracutabo”, el máximo jefe del frente 34 de las Farc.

García es acusado de haber ordenado en mayo un cerco contra varias poblaciones ubicadas en las orillas del río Atrato, en Chocó, con el objetivo de impedir la movilización de personas y mercancías.

El cerco fue especialmente crítico en el municipio de Medio Atrato, donde unas 120 personas que se movilizaban en embarcaciones fueron obligadas por los guerrilleros a detener su marcha durante dos días.

Cely también dijo que las autoridades de la zona buscan a otros jefes del frente 34 como Edison Tapia y José Ignacio Sánchez, alias “Chaverra” y “Melkin”, respectivamente, acusados de iniciar el cerco armado en esa región, fronteriza con Panamá.

Por otra parte, portavoces autorizados dieron cuenta hoy del hallazgo de 500 minas antipersona en una operación militar cumplida en el municipio de San Francisco, en Antioquia.

De acuerdo con las investigaciones, los explosivos pertenecían a la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

http://www.noticias24.com

Los comentarios están cerrados.