Militarizada zona tras tornado en EEUU: Hay saqueos y las zonas afectadas no cuentan con servicios básicos

Cuatro días después del tornado que devastó Joplin, en Misuri, Estados Unidos, 232 personas continúan desaparecidas y algunas podrían estar entre las 125 halladas muertas, dijeron funcionarios este jueves.

Las autoridades, que sólo han logrado identificar a uno de los 125 cuerpos recuperados de los escombros, pidieron paciencia a los ansiosos familiares mientras se realiza el proceso de identificación, que implica pruebas de ADN y huellas digitales.

Interrogado sobre por qué a las familias no se les permitía acudir a la morgue para inspeccionar visualmente los cuerpos, el director adjunto de seguridad pública de Misuri, Andrea Spillers, dijo: “Eso no es cien por ciento exacto, y nuestro objetivo es el cien por ciento de precisión.”

“No podemos suponer que los 232 desaparecidos hayan fallecido”, agregó, advirtiendo que la lista podría cambiar si se reportan más desaparecidos o se logra identificar más cuerpos.

Caroll Berger sufrió en carne propia la fuerza del fenómeno meteorológico.La columna de aire pasó a 2 cuadras de su hogar y ella, junto a su esposo e hijo, estuvo 2 días encerrada en su casa.

“Fue horrible… nunca había vivido algo así” afirmó.

La mujer, su esposo Eugene y su pequeño hijo de 7 años Matthew viven hace 5 años en dicha ciudad, aunque ella -que nació en Talagante- se radicó en Estados Unidos hace 12 años. Ahora es intérprete de inglés-español.

La chilena aclaró “la sirena sonó 5 minutos antes de pasar el tornado. Nosotros veníamos entrando a la casa del supermercado y tiramos las bolsas al suelo para correr al sótano”.

“La casa empezó a vibrar, la puerta del sótano se sacudía. Estábamos muy asustados, mi hijo rezaba de rodillas y él nunca hace eso, no somos gente de ir a la iglesia”, agregó.

“Tres de nuestros amigos perdieron sus casas pero están sanos y salvos, y tenemos un amigo que aún no es ubicado y tememos lo peor”, narró.

La situación actual en Joplin es muy complicada, donde el Ejército estadounidense ha tenido que hacerse cargo de la seguridad y el orden público de la ciudad.

Es todo aún caótico, porque está lleno de gente que llegó de otros lados a ayudar. Está súper militarizado aquí, debido también a que hay unos pocos saqueos”, aseveró.

Añadió que los atracos han afectado a “casas y tiendas, pero muy aislados. De todas maneras decretaron toque de queda desde las 9 pm hasta las 6 am para evitar todo eso”.

Mucha gente debió evacuar el lugar, dejando sus casas deshabitadas. Además, “los servicios básicos se restablecieron en la mayoría de los barrios no afectados, pero las casas que están muy cerca de acá aún están sin agua y luz… No podemos usar el gas porque es natural y hay escapes por todas partes”.

Pasada la tormenta, ahora en Joplin comienza la reconstrucción de la ciudad. Según narra la intérprete, “dicen que va a tomar mucho tiempo y dinero… Sólo el High School costará más de US$ 50 millones y no saben si estará listo para agosto”.

Por: Patria Grande / AFP / Nación Chile

Los comentarios están cerrados.