España, un pueblo eternamente mal gobernado

Por: José Antonio Velásquez Montaño – Hoy es 23 de Mayo de 2011, ayer domingo 22 de mayo de 2011, trece de las diecisiete comunidades autónomas españolas celebraron elecciones autonómicas. De acuerdo con la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG). Esto es debido a que las cuatro restantes comunidades ya celebraron elecciones en marzo de 2008 (Andalucía), marzo de 2009 (Galicia y País Vasco) y noviembre de 2010 (Cataluña) y que aún no han agotado los cuatro años de su legislatura. Por otra parte, también este 22 de mayo, se celebraron elecciones a los ayuntamientos de los más de ocho mil municipios que existen en el país (elecciones municipales); a las asambleas de Ceuta y Melilla; a las Juntas Generales del País Vasco; a los Cabildos Insulares canarios; a los Consejos Insulares de Baleares; al Consejo General de Arán; y a los concejos de Navarra.
España, esa nación cuyo único entretenimiento es pelearse entre hermanos por aburrimiento. Un pueblo desunido, un pueblo eternamente mal gobernado, un pueblo desesperado y embrutecido, curtido por el hambre y las penurias, un pueblo sacrificado. Que gran pueblo sería España si no tuviese tan malos gobernantes. Los españoles, un pueblo que aun nunca doblegado por el yugo extranjero era sumiso y leal para con los suyos, por muy mal que los trataran, y esa fue la bandera que flameo, acompañada del real reclamo en la concentración popular en Madrid y otras ciudades españolas, un pueblo entero se echó a la calle a luchar por lo que es suyo. Esa concentración para muchos la comparan con la movilización egipcia a plaza Tahrir, en El Cairo, antes de la caída de Hosni Mubarak. Lo concreto es que ahora prohibieron la movilización en España, en esa movilización volvió a surgir el orgullo hispano, la casta, la furia y la rabia contenidas por muchos años por parte del pueblo español; esa movilización en el que todo un pueblo se echó a la calle al grito de “basta de tantos atropellos, par parte de los gobiernos españoles para con su pueblo”.
Una paliza fue la que le dio el Partido Popular (PP) del fascista Rajoy, al Partido Socialista Obrero Español (P.S.O.E.) del otro fascista Zapatero; de esta victoria se sintió muy complacido el rey Juan Carlos, lo aceptó sin reservas, parecían ser los deseos de Juan Carlos, no le cabía otra actitud, en su cara de satisfacción. El triunfo del PP, se debió a la cagada puesta por el gobierno de Zapatero, quien fue derrotado con un TREINTA Y SEIS POR CIENTO (36%) sobre un VEINTIOCHO POR CIENTO (28%) por el partido del fascista Rajoy, esta victoria del PP, se obtuvo; bajo grandes movilizaciones espontáneas de los movimientos progresistas españoles, y que el gobierno español trato de suspender, de reprimir; estas movilizaciones, en reclamo de los constantes atropellos en contra del pueblo español, por luchar por lo que es suyo UNA VIDA DIGNA. La gran arrechera de la opinión pública contra este bipartidismo español obedece a la creencia equivocada que este bipartidismo sostiene frente a la realidad española y mundial; en las campañas electorales dicen: “Que son los únicos capaces de darle nueva vida al pueblo español” Este falso concepto se vio repudiado en la concentración popular en Madrid y otras ciudades españolas, que no podían en forma alguna compartir semejante mentira. En este bipartidismo Español Partido Popular (PP) del fascista Rajoy-Partido Socialista Obrero Español (P.S.O.E.) del otro fascista Zapatero; no existe persona alguna que, por su inteligencia despierte, su acendrado patriotismo, pudiendo realizar una labor que vaya en beneficio de la gran mayoría del pueblo español, y de los que hacen vida en España.
Desgraciadamente, en España se sigue el encargo del gobierno a este bipartidismo nefasto Partido Popular (PP)-Partido Socialista Obrero Español (P.S.O.E.), que, no logran reunir las conciencias necesarias para darle una mejor vida a la gran mayoría de los españoles, este bipartidismo nunca lograra la aureola de popularidad; logrando otorgarse a si mismos la satisfacción de su vanidad. Hace falta para España y los españoles un verdadero gobernante salido del pueblo con mucha fuerza moral, y estar en el amor de todos, y muy especialmente en aquellos que toda su vida han sido invisivilizados por este bipartidismo. Rajoy y Zapatero, no tienen absolutamente nada que envidiarse, simplemente los dos son una plasta de mierda, fríos, sectarios, vanidosos, hediondos y con más bagaje de odios que de buenos deseos para con sus coterráneos. Existen una gran cantidad de españoles arrepentidos de haber botado ó colaborado en las elecciones presidenciales por este bipartidismo; que difícilmente gobierne para el pueblo español. Las primeras medidas tomadas por este bipartidismo español, cuando nada más toman posesión del mandato, sencillamente son medidas que arremeten contra la gran mayoría del pueblo español. Este bipartidismo español, ha demostrado que no es amante de su patria; en vista que ningún político amante de su patria puede aprobar una conducta que ha llevado al pueblo español, al más lamentable estado de desorganización, indisciplina e impotencia; y en donde las reformas que han realizado este bipartidismo español, son exclusivamente políticas, y que no han tenido otra finalidad que dar satisfacción a los sentimientos anti-pueblo y a sus rencores.

articulojoseantonio@hotmail.com
articulojoseantonio@gmail.com

Los comentarios están cerrados.