Piedad Córdoba podría recuperar su curul luego de decisión de la Corte Suprema de Justicia de Colombia

Bogotá, – Los correos y todo material de prueba hallado en el computador recuperado del campamento donde cayó el número dos de las Farc, Raúl Reyes, fueron obtenidos de manera ilícita, según lo concluyó la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia.

Fue ese el principal argumento utilizado por los magistrados para archivar la actuación que adelantaban contra el ex representante a la Cámara del Polo Democrático Wilson Borja, denunciado por mantener supuestos nexos con las FARC.

Tal decisión por parte del alto tribunal abrió el debate acerca de si la ex senadora Piedad Córdoba podrá intentar recuperar su curul, teniendo en cuenta que el procurador Alejandro Ordóñez, cuando la destituyó, se basó en información contenida en el ordenador del abatido líder de las FARC.

De acuerdo con Carlos Gustavo Arrieta, ex jefe del Ministerio Público, sí es posible. “Comparto las preocupaciones con el caso de la senadora Piedad Córdoba y en efecto uno pensaría que cualquier investigación o sanción que se hubiera adoptado partiendo de los correos del computador de Raúl Reyes debería tener fundamento jurídico; ese es un dominó que se va a empezar a caer, cualquiera que sean las investigaciones que se hubieran fundamentado en ese hecho”, dijo.

Entretanto, el ex congresista Wilson Borja dijo estar feliz por la decisión de la Corte Suprema de Justicia de inhibirse para investigarlo por el llamado proceso de la “farcpolítica” y declaró que ya tiene claro su siguiente paso: demandará al ex fiscal general Mario Iguarán; luego al Estado; y, finalmente, exigirá rectificación a los medios.

Así lo anunció tras conocer la decisión de la Sala Penal del alto tribunal, que decidió archivar la investigación en su contra, al considerar que no existían evidencias suficientes ni contundentes como para procesarlo por los presuntos vínculos con el grupo guerrillero y menos basándose en los archivos del computador del extinto guerrillero Raúl Reyes, pues no tienen el carácter de pruebas en un proceso judicial.

El caso contra Borja se abrió luego de que las autoridades “hallaran” algunos correos electrónicos en el computador del abatido jefe guerrillero.

“Estoy muy feliz, aunque no había razones para que la Corte se hubiera demorado tanto en hacerlo. Obviamente, voy a demandar al exfiscal Mario Iguarán Arana y al Estado, que son los primeros que están en la lista”. Y agregó: “Con esta decisión voy a cobrar, y aclaro que no es venganza, a los medios que usaron mi nombre, que lo trapearon como se les dio la gana. No basta con lo que hizo la Corte. Los medios que abusaron de la información tendrán que limpiar mi buen nombre”.

Esta es la tercera decisión en el llamado proceso de la farcpolítica que resulta favorable a los indiciados. La Corte ya había absuelto a los congresistas Gloria Inés Ramírez y Luis Fernando Velasco.

Habrá que esperar el accionar jurídico en el caso de Joaquín Pérez Becerra, el director de ANNCol, ciudadano sueco de origen colombiano, preso en Bogotá luego de su deportación desde Venezuela, ya que las acusaciones contra él se ‘sustentan’ en los ‘archivos’ de los famosos computadores.

Por: Agencias- Aporrea.org

Los comentarios están cerrados.