G8 apuesta por reutilizar el dinero requisado a narcotraficantes

París.- Representantes del G8 y de otros catorce países apostaron por crear un fondo dedicado a combatir el tráfico de cocaína con la financiación parcial del dinero requisado a los narcotraficantes, lo que para sus defensores constituye una salida “moral” para los flujos que mueve anualmente ese problema.

En la conclusión de una cumbre ministerial centrada en el tráfico transatlántico de cocaína, se precisó que la amplitud del desafío de la lucha contra esa droga requiere “medios financieros importantes”, que podrían obtenerse de los bienes incautados a los traficantes, indicó Efe.

“No es un trabajo fácil porque cada Estado dispone de diferentes estructuras y todavía es prematuro y aventurado” señalar cuánto dinero podría conseguirse por esa vía, indicó el ministro francés del Interior, Claude Gueánt.

Se tienen ante sí, no obstante, cifras que dan una idea del dinero que anualmente mueve el mercado de cocaína: 33.000 millones de dólares en Europa y 37.000 en Estados Unidos, mientras que a nivel mundial, según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Crimen (ONUDC), genera 84.000 millones de dólares.

La creación de ese fondo, que será estudiada a finales de mes en la cumbre de jefes de Estado o de Gobierno del G8 en la localidad francesa de Deauville, fue una de las ambiciosas conclusiones adelantadas en el plan de acción preliminar de este encuentro, iniciado ayer en París y que se clausura hoy.

A la cita han acudido representantes del G8, de países de Europa, Latinoamérica, el Caribe, África Occidental y el Sahel afectados por su producción, tránsito o consumo, y de organismos con responsabilidad en la materia, como la ONUDC, Interpol, el Banco Mundial o la Comisión Europea.

El tráfico de cocaína es un mercado “extremadamente dinámico”, según los ponentes, que en la última década ha reequilibrado el nivel del estadounidense con el del europeo, que se sirve de nuevas rutas y métodos de transporte, y que hasta ahora, a juicio de Guéant, no había gozado de “una atención internacional fuerte y coordinada”.

Con el plan de acción acordado hoy se busca mejorar la colecta de información entre las naciones implicadas, intensificar la cooperación marítima, mejorar los mecanismos de cooperación legal para tratar y confiscar los bienes procedentes de esa actividad, y hacer frente a sus efectos a largo plazo.

Esta conferencia, pese a no tener precedentes por ser la primera vez que junta a representantes de tres continentes en torno al tráfico transatlántico de cocaína, “no es más que un punto de partida”, recordó Guéant, confiando “en la buena voluntad de los países para lograr resultados lo antes posible” en su combate.

http://www.eluniversal.com

Los comentarios están cerrados.