ndígenas furiosos por uso de nombre Gerónimo en redada a Bin Laden

La utilización del nombre del líder apache Gerónimo en el mensaje que confirmó la muerte de Osama bin Laden ha enfurecido a influyentes indígenas estadounidenses, algunos de los cuales exigieron una disculpa del presidente Barack Obama.

El grupo de élite de la Marina estadounidense que irrumpió en la residencia de Bin Laden en Pakistán pronunció las palabras “Geronimo-E KIA” -enemigo muerto en acción- luego de que se confirmara la muerte del líder de Al Qaida.

“Después de todo lo que él pasó, ‘enemigo muerto en acción’ es sorprendente, chocante”, dijo Suzan Shown Harjo, presidente del Morning Star Institute, una organización de derechos de los nativos norteamericanos, en una audiencia ante la Comisión de Asuntos Indígenas del Senado el jueves.

“Cuando la gente que representa a Estados Unidos se remonta un siglo para golpear gratuitamente a Gerónimo como un enemigo y equipararlo con un terrorista, está insultando a todas las naciones y la gente indígena de Estados Unidos”, dijo.

Gerónimo, un jefe apache que vivió de 1829 a 1909, fue un famoso guerrero que luchó en lo que es ahora el estado norteamericano de Nuevo México (suroeste), combatiendo a las autoridades de Estados Unidos y México cuando se estaba colonizando el oeste norteamericano.

Nunca fue capturado ni ultimado, pero finalmente se rindió cuando un general estadounidense prometió que se reuniría con los miembros de su tribu, que habían sido trasladados por la fuerza al estado de la Florida (sureste) desde las reservas en Arizona (suroeste).

Estados Unidos no mantuvo su promesa y Gerónimo murió como prisionero de guerra, indicaron los indígenas estadounidenses en la audiencia.

Harlyn Geronimo, un descendiente del líder apache, pidió a Obama y al secretario de Defensa, Robert Gates, que explicaran “este uso vergonzoso” del nombre de su bisabuelo y se disculparan “por el grave insulto”.

En una declaración presentada en la audiencia, a la que Harlyn Geronimo no asistió, el bisnieto del célebre líder apache también pidió que su apellido sea borrado de todos los registros del gobierno estadounidense que describen la operación para matar a Bin Laden.

El representante del estado de Arizona, Albert Hale, reclamó a Obama una disculpa televisada a nivel nacional por lo ocurrido.

Levi Pesata, presidente de la nación Jicarilla Apache, dijo que la elección del nombre de Gerónimo para llamar a la operación contra Bin Laden se suma al dolor que sienten “constantemente” los indígenas estadounidenses, que siguen recibiendo el estereotipo de “salvajes”, “sedientos de sangre” e “incivilizados”.

“Gerónimo no fue ninguna de estas cosas. Tampoco era un terrorista”, dijo Pesata.

Chaske Spencer, el actor de origen Lakota Sioux que interpreta a Sam Uley en la saga de “Crepúsculo”, dijo que creció en un país en el que sentía “vergüenza y culpa” porque los suyos eran presentados como “salvajes” por muchos medios y anuncios publicitarios.

Vincular el nombre de Gerónimo con Bin Laden no mejoró las cosas, agregó. “Cuando asociamos Gerónimo con alguien como Osama Bin Laden… las connotaciones negativas son inevitables”, dijo.

La audiencia estaba prevista mucho antes de la redada del fin de semana en la que Bin Laden resultó muerto y debía centrarse en el impacto degradante de los estereotipos racistas, como nombrar Washington Redskins a un equipo de fútbol americano.

“Ustedes nunca llamarían a un equipo ‘los Mojados’”, dijo Spencer, refiriéndose a un término despectivo usado para los mexicanos que ingresan ilegalmente a Estados Unidos cruzando el Río Grande.

“No tenemos a los Judíos de Nueva York o los Chinos de San Francisco”, dijo el Oglala Lakota Jim Warne, ex jugador profesional de fútbol americano, convertido en actor y profesor universitario.

“No tenemos equipos llamados morenos, esclavos negros o amarillos o pieles blancas. Nadie quiere ser una mascota”, agregó.

Como muchos estadounidenses, Warne se alegró cuando se enteró de la muerte de Bin Laden.

“Pensé ¡sí! ¡Finalmente lo tenemos!”, dijo a la AFP.

“Pero luego escuché “Geronimo – EKIA – enemigo muerto en acción – y pensé, qué fastidio, seguimos siendo los chicos malos”.

“Es racismo socialmente aceptado, y como indígenas estadounidenses, simplemente estamos pidiendo el mismo respeto que se ha mostrado hacia otras culturas”.

Afp
http://www.lapatilla.com

Los comentarios están cerrados.