Casa Blanca trata de eludir controversia sobre redada contra Bin Laden

Nueva York.- La Casa Blanca trató hoy de eludir la controversia sobre las circunstancias exactas de la redada que acabó con la muerte de Osama bin Laden, destacando por otra parte que la peligrosa misión se ejecutó “perfectamente”.

Funcionarios gubernamentales se negaron a dar más detalles de la operación contra el líder de Al Qaida, tras verse obligados a modificar el relato de lo que sucedió exactamente cuando los efectivos SEAL de la Marina ingresaron en Pakistán en una acción encubierta el domingo, reseñó AFP.

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, dijo a los periodistas en el avión presidencial que la operación aún estaba siendo evaluada, y que después de ofrecer detalles de lo ocurrido, Washington no rendiría más cuentas públicamente.

“Lo destacable aquí es que un grupo de extraordinarios efectivos estadounidenses viajó a un país extranjero en la oscuridad de la noche y… perfectamente ejecutó una misión y logró una meta que Estados Unidos de América tenía desde el 9/11, hace casi 10 años”, dijo.

“Todavía estamos en el proceso de recopilación de todos los hechos de esa operación”, dijo Carney.

El relato de la redada en Abbottabad, que comenzó a última hora del domingo, ha sido modificado con correcciones y nuevos detalles y dejó varias preguntas sin respuesta.

El miércoles, sin embargo, la Casa Blanca y el Pentágono pidieron el cese de las revelaciones, diciendo que era necesario proteger las técnicas operativas que podrían ser utilizadas en ataques futuros.

Al principio, la Casa Blanca dijo que Bin Laden estaba armado cuando fue muerto a tiros en su complejo en Abbottabad, cerca de Islamabad.

Pero un día después, Carney cambió el relato, y dijo que el jefe terrorista estaba desarmado cuando fue abatido a tiros por un efectivo SEAL de la Marina. Esto planteó dudas sobre que Estados Unidos estuviera dispuesto a capturar a Bin Laden vivo.

El lunes, John Brennan, asesor del presidente Barack Obama en la lucha contra el terrorismo, dijo que la esposa de Bin Laden había muerto después de ser utilizada como escudo humano en el ataque, lo que implicaría un acto cobarde de defensa propia por parte del líder de Al Qaida.

Pero esa parte de la historia también se modificó. Carney presentó una nueva versión de los hechos el martes, indicando que la esposa de Bin Laden se había lanzado voluntariamente ante un SEAL de la Marina que se enfrentaba con su marido y resultó herida pero aún con vida.

También ha habido diferentes relatos sobre un quinto muerto en la redada, que inicialmente se reportó como hijo de Bin Laden.

http://www.eluniversal.com

Los comentarios están cerrados.