(Panamá) Rellenos explicarían la cinta costera III

Con sorpresa, alarma y citando la relación entre el empeño del Gobierno en hacer la tercera fase de la cinta costera y el proyecto de rellenar 368 mil metros cuadrados para un desarrollo inmobiliario privado llamado Amador Ciudad Marina, reaccionaron ayer políticos, activistas, analistas y abogados.

“Definitivamente que hay un beneficio sustancial recíproco entre ambos proyectos. La inversión que el Gobierno hará en la tercera fase de la cinta costera potencia y valoriza sustancialmente el relleno marino”, afirmó Javier Martínez Acha, aspirante a la candidatura presidencial por el opositor Partido Revolucionario Democrático (PRD).

En forma similar se pronunciaron sus copartidarios Balbina Herrera, Anel Bolo Flores y Juan Carlos Navarro.

“El proyecto es presentado por un alto funcionario del Estado [directivo del Canal] que además tiene un hijo en otro alto cargo del gobierno [Aeronáutica Civil] y que, además fue, según ha dicho, donante del Presidente de la República. Aquí hay un evidente conflicto de interés”, fue la reacción del presidente del Partido Popular, Milton Henríquez.

Con relación a la posibilidad de que se cambie la ley que creó la Autoridad Nacional de Administración de Tierras (Anati) con el objetivo de lograr la aprobación que le negara el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) al proyecto, el analista político José I. Blandón comentó que “el relleno de Amador viola claros preceptos constitucionales”. Además –añadió– “al quitarle al MEF el control de las tierras revertidas, se debilita el crecimiento del fondo fiduciario que es elemento esencial del ahorro nacional y por consiguiente de las finanzas públicas”.

Al preguntar al ministro de la Presidencia, Demetrio Papadimitriu, sobre el proyecto inmobiliario privado y la negativa del MEF, comentó que “por el momento, el Ejecutivo no iba a reaccionar”.

(Con información de Lina Vega Abad, Santiago Cumbrera y Ereida Prieto-Barreiro)

‘Gobierno interpreta resolución a su manera’

La resolución hecha pública por el Centro de Patrimonio Mundial de la Unesco este fin de semana, en la que el Estado panameño se comprometió a suspender la implementación del proyecto de la cinta costera fase tres “no debe ser interpretada”, según el Frente Nacional para la Defensa del Patrimonio Histórico, Cultural y Natural de Panamá. Pitu Jaén, miembro de este Frente, señaló que el “gobierno interpreta la resolución a su manera”, para comenzar con la obra en puntos como las avenidas Balboa y la de los Poetas.

“La resolución dice que la obra se debe suspender hasta que se presenten los estudios y diseños de esta”, resaltó Jaén. Por su parte, la directora del Instituto Nacional de Cultura, María Eugenia Herrera, defendió la postura del Ejecutivo señalando que lo único que tiene valor excepcional universal es el Casco Antiguo. Juan Carlos Navarro, del PRD, solicitó detener la obra e iniciar una consulta.

OHIGGINIS ARCIA JARAMILLO

http://mensual.prensa.com

Los comentarios están cerrados.